Un cordial saludo para todos aquellos que

      Gil Parrondo, encargado de buscar un entorno idóneo para el amor crepuscular entre Robin Hood y Lady Marian, se acordó de Navarra. Cuando Francisco Prosper, decorador, vio "El Cerco" de Artajona, exclamó: " No hay en España un lugar como éste para reflejar el ambiente de la Edad Media".