PUBLICIDAD – TIPOLOGÍA

 

                  Revisión: Cómo mejorar este apartado. Es fundamental explicar las tipologías, o sea, si predomina la tipología argumentativa, hay que citar entrecomillados fragmentos, y hemos de añadir, en la medida que podamos, tipos de argumentos. El resto de las tipologías se trabaja en la misma línea, esto es, si la tipología descriptiva es significativa, la explicaremos y pondremos elementos lingüísticos para justificarlos, o por lo menos los elementales, apadiendo que se de desarrollaran más adelante (por ejemplo, en la cohesión), si se da la opontunidad.  Incluso has de aludir a secuencias narrativas o del tipo que sean, si aparecen. Hemos de añadir, que  el punto relacionado con el ámbito, se pude comentar en la adecuación y que, desde luego, un comentario no implica tratar de tocar todos los apartados, sino los principales pero bien explicado.

   

El texto que tenemos que comentar, por el tema que aborda, por la elaboración de su composición, por su combinación de códigos y, sobre todo, por su finalidad persuasiva, se adscribe dentro de los textos publicitarios.

Dentro del lenguaje de la publicidad, observamos cómo se pretende vender un producto, en este caso un tipo de colonia (perfume) femenina.  El diseño publicitario está constituido por un elemento verbal, escrito, con carácter denotativo y reforzado por la fotografía (icono) de dos  amantes. El elemento lingüísticos es una frase breve, nominal, y de fácil memorización. Lo que pretende la casa comercial es que el  receptor se quede con la marca, de ahí su repetición. Esta marca, “Rochas”, ha de grabarse en la mente del  consumidor.

En general, estos anuncios suelen destacar un slogan, que es una frase breve, sugerente y fácil de memorizar. De este modo se pretende llamar la atención, y grabar la idea en la mente del receptor.(1)

Entre las características del anuncio, hemos de destacar su originalidad. La presencia de dos amantes no es lo principal sino el plano que presenta y cómo la mujer adquiere un papel de dominadora. Por otra parte,  la presencia de “alchimic”, justificaría la importancia de los extranjerismos (xenismos), en este caso galicismo, como otro elemento que llama la atención por sus características exóticas. La segunda característica es la brevedad, transmite mucha información en poco espacio o en poco tiempo. El elemento lingüístico está constituido en este caso por cuatro palabras, dos de ellas repetidas; por tanto, la concisión queda patente. Para terminar,  citaremos la expresividad  de la fotografía, con la que consigue destacar el producto que se propone al público. Tanto lo lingüístico como lo icónico constituyen un lenguaje sugerente, identificando el producto con valores deseables por el público: belleza, éxito, juventud, placer...

Podríamos destacar el plano emotivo como un argumento, en la línea de lo comentado anteriormente. Una recurrencia que apela a valores connotativos como la sugerencia del éxito, el placer o el sexo.

El  ámbito de uso es el de los medios de comunicación. Este anuncio bien podría encontrarse en una revista, en un periódico o en una valla publicitaria.

 

(1)    Indico características generales de las que vemos que alguna sí se puede aplicar a este texto y otras no.

(2)    Cómo sabéis, lo principal dentro del apartado de la tipología es que se justifique aquello que se dice. Si decimos que es publicitario hemos de demostrarlo con características del texto. Por ejemplo, destacaremos el tema, la forma de presentarlo, la intención, las características del tipo de textos –publicitario ahora- (originalidad, brevedad y expresividad). Podemos añadir los distintos tipos de publicidad según responda psicológicamente a un momento del receptor ( Mecanismos de motivación –atraer al receptor-; mecanismos de grabación – hacer recordar el anuncio-; y mecanismos de persuasión (disolver resistencias y convencer, es la publicidad de la argumentación).

(3)    Cómo argumentamos en publicidad:

·        Con el uso de voces griegas, latinas o de lenguas extranjeras para denominaciones o marcas.

·        Con la búsqueda de exotismo y prestigio mediante préstamos, tecnicismo y términos científicos.

·        Con alusiones a valores sociales, ideológicos y personales que el producto va a resolver. Ej.: “pensado para durar en el tiempo” (reloj).

·        Recurrencia al plano emotivo mediante connotaciones que persuadan al receptor. Se suele apelar a diversos aspectos en función del sexo, edad, clase social, etc...., del destinatario. Ej.: Referencias a la moda.